PESCADOR CHINCHANO SIGUE DESAPARECIDO

Desde la urbanización Juan XXIII, en el distrito de Chincha Baja, el llanto de toda una familia clama porque se encuentre el cuerpo de William de la Cruz Jacobo (55), tripulante de la embarcación Marisol II que naufragó en la costa de Pisco.
El accidente también acabó con la vida de otros dos parientes de esta familia que en el dolor del velatorio espera se intensifique la búsqueda de los cuerpos de las personas que siguen desaparecidas.
En el distrito de Tambo de Mora se reúnen los allegados a Miguel Ángel Casavilca Jacobo, quienes recuerdan que el último lunes estuvo en casa jugando con sus hijos y acompañando a su esposa en las labores domésticas, esperando la tarde para encontrarse con otros 14 pescadores chinchanos y salir rumbo a la embarcación Marisol II. A este viaje se sumó Manuel Antonio Silva Saba y De la Cruz Jacobo, este último sigue sin aparecer, mientras que los otros dos serán llevados al cementerio de Chincha Baja para su eterno descanso.
En la ciudad de Pisco se encuentra la hija de William de la Cruz, esperando que el mar devuelva el cuerpo de su padre y pueda ser trasladado a su ciudad natal, para que sus familiares puedan darle el último adiós.
Este pedido es reiterado por los hermanos, hijos y amigos de los otros dos tripulantes de la embarcación que perecieron en el naufragio. No pueden salir del asombro al recordar cómo hasta el lunes estaban caminando por las calles de su distrito.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.