QUERER REDUCIR DE PESO CASI LE CUESTA LA VIDA A COMERCIANTE

Pretender reducir a toda costa su actual peso, casi le cuesta la vida a la comerciante Magdalena Huayla Bendezú (29).
El hecho se produjo el pasado 12 de junio (5.20 p.m. aprox,), cuando de improviso llegó a su domicilio, ubicado en la cuarta cuadra de la Av. Faustino Sánchez Carrión – Chincha Alta, su amiga Susana Juana Palacios Uceda ( ), quien le indicó que tenía un método para bajar de peso, en contadas horas, para lo cual ella aceptó de buen agrado la propuesta planteada por la visitante.
Para ello, la amiga le colocó una faja eléctrica en la zona de la cintura, luego mediante un enchufe instalado y conectado a la corriente, procedió la mujer a aplicar su trabajo por el lapso de una hora, conforme le había comunicado a su cliente.
Pero cuando transcurrieron 40 minutos, la señora Magdalena Huayla comenzó a sentir fuerte quemaduras en dicha zona, avisándole a su amiga a que paralizara su labor, por lo que esta contestó que aquella era natural y que esperara un momento.
Ante este desesperado pedido que no le fuera aceptado, la cliente, con sus propios medios, comenzó a sacarse la faja, percatándose posteriormente que la cintura se encontraba ampollada a consecuencia de la quemadura que había sufrido.
La trabajadora de estética y reducción de peso, al advertir de lo que realmente había pasado, se retiró de su domicilio sin alcanzar u orientar alguna medida para la protección y curación de la parte visiblemente dañada.
Ante esta situación contra la vida, el cuerpo y la salud (delito), le fue conbfirmada a la agraviada en el Hospital San José de Chincha, a donde acudió posteriormente para su tratamiento médico.

Por la cerrada negativa de asumir con los gastos de la compra de medicamentos, la amiga ha sido denunciada ante la policía por los daños y perjuicios provocados en su persona. (Luis Pachas Mesías)

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.