ABUELA EXIGE CÁRCEL PARA SUJETO QUE ULTRAJÓ A SU NIETA DE 10 AÑOS

A pesar de los resultados que arrojó el médico legista, más el reconocimiento del agresor en la cámara Gesell, la tranquilidad de ver encerrado al acusado del delito de violación no llega para el hogar de una niña de solo 10 años, quien ha señalado a la pareja de su abuela como el autor del abuso. La abuela, que está arrepentida de haberse comprometido con el acusado, exige que el Ministerio Público acelere el proceso y sancione de una vez.
Según Soledad Magallanes Amoretti (47), el pasado 23 de setiembre, tal como obra en la denuncia policial presentada un día después, la familia empezó a ensombrecerse con el doloroso testimonio de la niña A.J.B.R. (10), quien decía que cuando se encontraba sola en la casa, ubicada en el pasaje Los Rosales, Juan Guerrero Marcelo (45), en ese entonces pareja de su abuela, abusó sexualmente de ella.
De acuerdo al Certificado Médico Legal N° 003729 - DCLS, el cual se realizó el 24 de setiembre de este año, la niña presenta desfloración himenal antigua. Para mayor precisión de que se había cometido un hecho delictuoso en agravio de la menor de edad, el pasado 21 de octubre del 2015, en entrevista única de cámara Gesell, la infante detalló de manera desgarradora cómo fue víctima de violación sexual por parte de Juan Guerrero.
Con estos elementos de convicción, la defensa de la parte agraviada solicita el 18 de noviembre, ante el fiscal Dr. Miguel Ángel Vela Costa, la medida de prisión preventiva por 9 meses, ya que no solo existirían los hechos flagrante, sino que además se tiene plenamente identificado al agresor.
Ante el peligro de obstaculización del proceso, la abogada del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables elevó la documentación ante el despacho fiscal.
Además, de eso, la abuela de la niña señala que durante el mes de setiembre empezó a notar que algo extraño sucedía en su casa, pues la tarde de un domingo ella le pidió a Guerrero Marcelo que la acompañe de regreso al mercado para recoger unas bolsas, pero este se negó. Para no dilatar más el tiempo, Soledad Magallanes acudió con uno de sus hijos y al volver a su casa encontró a su expareja hablándole muy de cerca al oído de su nieta.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario