NECESARIA INVESTIGACIÓN EN LUGARES A DONDE VAN ADOQUINES HURTADOS

Nuevamente han comenzado a apropiarse de los adoquines de la tercera cuadra de la calle Pisco, dejando la vía en tierra, quedando huecos que pueden causar accidentes de tránsito ante la imperiosa necesidad de los conductores de vehículos de zigzaguear sus máquinas para evitar malograr la suspensión del vehículo.
Esta vía perteneciente al radio urbano de Chincha Alta a escasas cuadras de la Plaza de Armas, está quedando en total abandono,  lo que es propiciado por sujetos que acostumbran retirar los adoquines para venderlos, probablemente para consumir drogas vendiéndolos a granjas, huertas o inmuebles para colocarlos en sus pasajes “como recuerdo de lo que se usaba en Chincha”.
La madrugada de hoy jueves cerca de las 2.35 de la mañana los vecinos de la calle Ayacucho, observaron como dos personas- al parecer mujeres- no se distinguía bien por la oscuridad- se encontraban agachadas en la esquina de la calle Pisco y Ayacucho, sacando adoquines probablemente para transportarlos en una mototaxi  que lo tenían en un lugar cerca por esa misma zona.
Los vecinos llamaron en forma inmediata al número 056-2676 42 de SERENAZGO Chincha, entidad que tomó debida nota iniciando un patrullaje por la zona y al escuchar la sirena estas personas, se fugaron.
En Chincha Alta había numerosas calles adoquinadas, lo que era el recuerdo de la historia de Chincha; si bien es cierto, las calles y avenidas iban a una modernidad, estos adoquines que se retiraban de calles o ave- nidas, deberían ir a colocarse en zonas relacionadas a la antigua Chincha, para que permanezcan allí; pero en esta época no solo se tenían que unir cada adoquín con arena como estaban, sino con cemento fuerte o con el material que le denominan ´diablo´, dada la delincuencia
que se prolifera y dado a la mala actitud de Chinchanos que prefieren contribuir con la delincuencia comprando estos adoquines.

Ojala que nuestras autoridades traten en lo posible de ver una solución a este gran problema que atenta contra el ornato de la ciudad.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario