MADRE SALE A BUSCAR A SU HIJO Y LO ENCUENTRA DELINQUIENDO EN CHINCHA

Una humilde mujer no pudo contener sus lágrimas al enterarse de que su desaparecido hijo se encontraba robando por las inmediaciones del mercado de Chincha.
El menor estaba perdido desde hace una semana y, durante todo este tiempo, se habría reunido con personas del mal vivir que se dedican al robo mediante la modalidad del “raqueteo” y, algunos, a la prostitución clandestina.
El reencuentro entre madre e hijo se dio en la intersección de las calles Caquetá e Italia, en el cercado de Chincha. La progenitora, al reconocerlo, lo detuvo para llevarlo a su casa en el sector Rosedal, pero el menor forcejaba con ella, aduciendo que su padre lo iba a golpear.
Los transeúntes, al ver a la desesperada madre que además está en etapa de gestación, optaron por ayudarla y contener al desafiante niño que no dejaba que lo toquen.
La madre no soltaba al menor y, al escuchar decir a los comerciantes que el niño llevaba días dedicándose al robo, vivía con homosexuales y era amigo de personas de dudosa reputación, no contuvo más sus lágrimas y –llorando- pidió a su hijo que acceda a volver a su casa, y que ella iba a cuidar de él y nadie iba a maltratarlo.

Pese al desconsolado llanto de la madre, el menor siguió aferrándose a vivir en la calle. 
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario