POR ATOROS DE TRONCALES AGUAS SERVIDAS INUNDARON CALLES DE CHINCHA ALTA

Los continuos atoros de troncales del servicio de alcantarillado en la provincia de Chincha, siguen siendo un problema para la población, porque ello viene motivando la inundación de calles con aguas del desagüe, que quedan con fétidos olores.
El caso se comprobó el día miércoles 5 de octubre en la calle Prolongación Maurtua donde se encuentra el Hospital San José, cuyas arterias se vio inundadas, al igual que el ingreso a la reciente calle inaugurada, La Florida en Chincha Alta.
Fue una vasta inundación que comenzó este martes por la noche según relataron los vecinos de la zona y continuaba hasta en horas de la mañana del día del miércoles. Una de las  vecinas declaró a periodistas que muy temprano pasó un trabajador de Semapach en bicicleta, y recriminó a la declarante que porqué arrojaban agua a la calle que era un pavimento que recién había sido inaugurado, lo que motivó el acaloramiento de la vecina quien le dijo, ¡vaya usted a averiguar que más allá se ha pro-ducido un atoro de desagüe y esas agua era cochina!, quiso decir que eran aguas servidas.
El atoro al parecer se inició cerca de la entrada a la calle La Florida, por donde se realizó el corte de cinta de la inauguración de esta calle  realizada el pasado 29  de setiembre.
El atoro se habría iniciado desde un buzón de la troncal del desagüe cuya estructura es nueva y al estar en esa condición, permitió que el agua defogue por los alrededores de la tapa – pavimento-, y que dada a la presión de las aguas servidas inundaron varias cuadras aledañas, alcanzando hasta la plazoleta donde está ubicado el obelisco de la Federación de Periodistas que también fue inaugurado el domingo 17 de julio de este año.
Otro de los atoros de troncales desagüe también se produjo ayer miércoles desde tempranas horas en la esquina de la avenida Fátima y la Avenida Victoria, que está frente al hospital EsSalud.
Provenía el agua de un buzón que está en la intersección de la avenida y calle citada.
A ese lugar sí llegó personal de SEMAPACH a desatorar la línea troncal de desagüe, para dejar correr el agua servida que amenazaba inundar dos viviendas en la avenida Victoria y pasar por el frontis de la puerta principal del Hospital EsSalud.

Una de las vecinas dijo que el problema de estos atoros era provocado por vendedores de salchipapas y pollos broaster que al terminar su faena arrojan los desperdicios con huesos, plumas, papeles, cascaras de papa, platos y vasos el aceite quemado, lo que se pega en las líneas de la troncal de desagüe.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario