RESTOS MORTALES DE LA NIÑITA QUE FALLECIÓ POR QUEMADURAS CON AGUA HERVIDA FUERON SEPULTADOS

En medio de profundo dolor y tristeza, la tarde del lunes fueron enterrados en el cementerio “Chinchaycámac” del distrito de Alto Larán en la provincia de Chincha, los restos mortales de la pequeña niña Stefani de 3 años de edad, quien falleció a consecuencias de las quemaduras, al haberle caído en su cuerpecito, una apreciable cantidad de agua hervida de forma accidental cuando se encontraba en la cocina de su vivienda, situada en la Plaza de Armas de dicho distrito.
Este lamentable hecho que ha conmovido en extremo la sensibilidad del vecindario, sucedió al mediodía del pasado lunes 7, en circunstancia que la niñita tenía la necesidad de sacar, con una taza, un poco de agua que se encontraba en la olla de su cocina.  
Ante los gritos desesperados que dio la pequeña infante, acudió de inmediato al lugar su abuelita Margarita Huerta Aburto de 54 años, quien luego de brindarle los primeros auxilios requeridos, condujo a la criatura al Hospital San José de Chincha, cuyos galenos optaron por derivarlo luego al Hospital Regional de Ica y posteriormente fue trasladada al Hospital del Niño de Lima para que sea atendida por especialistas, donde lamentablemente dejó de existir el último sábado 12, tras cinco días de penosa agonía.
Transcendió asimismo que la niña presentaba quemaduras de tercer grado, tanto en su rostro, su pechito y extremidades, donde  le cayó el agua hervida.
También se supo que la pequeña se encontraba bajo el cuidado de su “mamá abuela”, como se suele decir, porque sus padres trabajan en una conocida empresa de la provincia de Chincha.

Fuente: Luis Pachas – Verdad del Pueblo  
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario