HAMPONES BURLAN SEGURIDAD DE GALERÍA Y ROBAN CELULARES

Los rostros de los integrantes de una banda delictiva que saqueó una tienda de venta de celulares fueron registrados por las cámaras de seguridad de una galería de la segunda cuadra de la calle Italia. En las imágenes se aprecia a dos jóvenes burlando el sistema de seguridad e ingresando como si fueran los propietarios al stand donde se encontraban los modernos equipos celulares. Otra cámara grabó a los demás miembros de la organización delictiva.
En el registro de video se ve cómo los delincuentes, a las 08:10 de la mañana, llegan caminando desde la calle Sucre. Primero ingresan dos: uno cubre con una gorra su cabeza rapada y el otro vestido con short plomo sigue sus pasos. Detrás de estos ladrones avanza el tercer cómplice. Un joven no menor de 20 años, con una camisa de color blanco y azul, jeans y zapatillas, se coloca en su posición. Este hace de “campana”.
En las imágenes de las cámaras del interior está registrado cómo estos sujetos dan varias vueltas por la galería. Los tres caminan juntos hasta que al encontrar un stand de celulares se distribuyen. Dos van hacia la puerta del stand, mientras el tercero se encarga de distraer a las personas que ingresaban a la galería. En otra grabación se observa al sujeto de short y su compañero de gorra, abriendo con facilidad los candados de la puerta de metal.
Los delincuentes ingresan y cierran las puertas para cometer su fechoría. En el exterior, su compinche sigue dando vueltas y tratando de distraer a los demás vendedores. Tres minutos después (08:15), sale de la tienda el sujeto de short plomo, cargando una bolsa llena de costosos celulares y accesorios. Este individuo, antes de darse a la fuga, busca al tercer miembro de la banda y le hace gestos para que se retire del lugar.

Luego se observa al hampón de gorra salir del stand. En su mano porta las herramientas que usó para abrir el candado sin necesidad de romperlo. Además, se visualiza cómo este sujeto cierra la puerta del local y, con el mismo candado que antes abrió, asegura y deja todo como estaba. Después del robo, aparecen los trabajadores y propietarios del local quienes se llevan una ingrata sorpresa al no encontrar los celulares de alta tecnología.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario