JUEZ ALARGA EL ENCIERRO DEL EMPRESARIO TAKI

La magistrada Jessica Cabanillas Díaz, del Primer Juzgado Penal de Investigación Preparatoria de Ica, resolvió que el empresario Taki Quan Lau Lau permanezca en prisión preventiva por un periodo adicional de siete meses. Con esta disposición, el dueño de una reconocida discoteca de Chincha, investigado por el asesinato de su esposa, continuará su encierro en el establecimiento penitenciario de Ica hasta mediados de este año.
Como se recuerda, el 21 de julio de 2015, Sandra Sifuentes, esposa del “Chino Taki”, fue asesinada. Según las versiones dadas por su pareja -ese día- la muerte de Sandra fue tras un asalto en la ciudad de Pisco. Sin embargo, días después, la Policía dejó de considerar al empresario como testigo y fue relacionado en el asesinato. Taki fue llevado a Ica para las investigaciones preliminares. Él, en su defensa, mantenía la tesis de un asalto con subsecuente muerte.
Las investigaciones siguieron su curso y al encontrar que la versión del empresario tenía vacíos, además de contradicciones, el Ministerio Público solicitó su prisión preventiva. Una semana después del crimen, Taki fue llevado a la sede judicial y luego, por disposición del juez Vicente Fernández, encerrado por 9 meses. Dicha medida coercitiva se fue ampliando hasta el 20 de enero de este año.

Taki, el principal sospechoso del crimen, pudo haber sido liberado el viernes último, pero la juez Cabanillas dispuso que el empresario siga en prisión preventiva mientras se descifra cuáles fueron los hechos reales del día 21 de julio.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario