ENCAPUCHADOS ROBAN GRANJA DE POLLOS EN CHINCHA

Tres trabajadores de una granja de aves fueron amarrados de pies y manos por una banda de delincuentes que llegaron al local en el centro poblado Campo Alegre, jurisdicción del distrito de Chincha Baja.
Los asaltantes, para no ser descubiertos, utilizaron capuchas y armas de fuego. Una vez que ingresaron, redujeron a los empleados para cargar todos los objetos de valor que encontraron en la granja.
David Chazca, que trabaja como vigilante, se encontraba recorriendo el perímetro del predio. En esas circunstancias es interceptado por un grupo de delincuentes. Estos habían ingresado por el lado derecho de la parte posterior de los galpones para aves y redujeron al trabajador y lo trasladaron hacia el “galpón N° 02”. Saravia fue conminado para que se comunique con las demás personas que se encontraban en el lugar.
Daniel Saravia, segundo vigilante, y el galponero Elvin Navarro, sin imaginar lo que sucedía, se presentaron en el área señalada por teléfono por Chazca. Los dos fueron arremetidos por los hampones. Saravia y Navarro, al igual que su amigo, fueron atados con una soguilla de los pies y de las manos para que no escapen. Uno de los delincuentes se encargó de mantenerlos encerrados mientras los demás buscaban las cosas de valor.
ROBO. Del “galpón N°04” se robaron 25 sacos de alimentos para gallinas bebés, cinco motores eléctricos que se empleaban en la granja para dar el alimento a las aves, además de seis máquinas despicadoras, 750 aves, cinco inyectores de vacuna, entre otros. Todas estas pertenencias fueron trasladadas en el vehículo que emplearon los delincuentes para concretar el asalto y robo a mano armada.
Los dos vigilantes y el galponero, después de que los delincuentes escaparon con dirección desconocida, consiguieron desatarse y comunicaron el hecho a la comisaría de la zona. La Policía recogió la versión de los agraviados e inició la búsqueda de los integrantes del grupo delictivo que participó en este latrocinio, así como a los receptores que acogieron la mercadería de dudosa procedencia.

Fuente: Diario Correo Ica 
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario