PARACAS CELEBRÓ SU FIESTA DE LA VENDIMIA

El mar de Grau fue el marco natural para la primera celebración de la Vendimia de Paracas. Promovida como alternativa a la falta del FIVI 2017, la celebración del distrito pisqueño, -en la última semana- tomó un corte benéfico ante la situación ocasionada por las lluvias en varios distritos de la región y la misma organización la denominó “vendimia solidaria”.
El empuje de los empresarios privados del balneario de El Chaco, junto al apoyo del municipio de Paracas y la Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas (Capatur), hizo posible la primera fiesta de la uva en el distrito.
La celebración realizada el último fin de semana tuvo la presencia de productores vitivinícolas de la provincia de Ica, entre ellos Piscos Sotelo, bodega Pampas, Piscos y Vinos Falcón, entre otros.
El 17 de marzo iniciaron los preparativos con la elección de la reina del festival, donde Konnie Vidaurre fue la ganadora del certamen realizado en el hotel “El cóndor”. Ella fue elegida entre 8 jóvenes para ser representante de la belleza en los actos oficiales de la Vendimia de Paracas.
El corte de cinta al ingreso del malecón de El Chaco marcó el inicio del festejo. En el acto de inauguración, el presidente de la Capatur agradeció la colaboración del alcalde Miguel Castillo Oliden y por brindar las facilidades a la feria y el espectáculo que se ofreció más tarde a orillas del mar.
Tras el respectivo corte, las autoridades y empresarios guardaron parte de la cinta inaugural para la posteridad. La primera actividad, luego de la inauguración del festival, fue la visita por cada uno de los estands, donde los expositores vitivinícolas explicaban las bondades de los licores tradicionales y ofrecían para la degustación también los cócteles en los que el pisco toma protagonismo como ingrediente principal.
Muy aplaudido fue el show que brindaron la orquesta Los Titanes de Colombia y Óscar Quesada el primer día de espectáculo. Pero lo mejor de la noche se reservaba para el repertorio de Bareto. Mauricio Mesones -voz principal- y compañía parecían estar poseídos por la fuerza del mar y tras casi dos horas de concierto se despidieron de Paracas prometiendo volver en las futuras ediciones.
El sábado la reina Konnie Vidaurre y una comitiva de los organizadores del festival se dirigieron a la bodega Villacurí, ubicada por la carretera Panamericana Sur, para realizar una simbólica pisa de uva en sus instalaciones. Jason Astete, propietario del fundo, promueve “la verdadera ruta del pisco, extrema”, y la denomina así porque es una suerte de turismo vivencial para el visitante, que inicia con una breve reseña de la bodega e historia del pisco. Luego sigue la degustación del mismo y los productos de la uva, y también se explica el proceso que se realiza para obtener este destilado único.
Como señala Astete, “el pisco es una bebida única porque no lleva agua. Otros destilados como el whisky, vodka, brandy, llevan agua como solvente, el pisco no; es decir, todo el líquido destilado en la botella proviene íntegramente de las uvas”.
De regreso ya en Paracas, en la segunda noche de fiesta aguardaba para iniciar, con la animación de Maricarmen Marín, Son Habana de Cuba, que ofreció la descarga de salsa que necesitaban los asistentes que abarrotaron por completo el malecón El Chaco.
Maricarmen Marín, en el intermedio, regaló parte de su repertorio y cantó en exclusiva su nuevo tema “Obsesión” a ritmo de bachata, para darle paso al plato fuerte de la noche: “Los peloteros jaraneros”. Los integrantes, esta vez en formato orquesta, no dudaron en invitar a bailar a las mujeres de Pisco. Todo terminó entrada la madrugada.

Sin duda, la Primera Vendimia de Paracas obtuvo la convocatoria que se esperaba y los organizadores agradecieron la acogida del evento que promete continuar en el próximo año.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario