VARÓN NATURAL DE COLOMBIA MURIÓ ATROPELLADO EN C.P. SUR

Un joven de nacionalidad colombiana, identificado como Miguel Sebastián Vargas Vargas, de 22 años, murió atropellado por el vehículo color plata C7B-112, que circulaba de sur a norte.
El fatal accidente de tránsito se registró la madrugada de ayer martes (01:30 a.m.), a la altura del kilómetro 241 de la Carretera Panamericana Sur, jurisdicción del distrito de Paracas, en Pisco.
Por versiones de testigos, se conoce que la víctima, que caminaba con dos acompañantes (que se les conoce como “mochileros”), habría intentado cruzar la vía o tal vez hacer parar un vehículo para que los trasporte, instantes en que desafortunadamente fue embestido por la unidad que le quitó la vida en forma instantánea.
 En las investigaciones preliminares que ha realizado el personal policial de la sede de Paracas, se ha determinado que el finado y sus acompañantes tenían por destino la ciudad de Brasil que ansiaban conocer.
Al momento, el cuerpo inerte del atropellado se encuentra en la morgue de Pisco para la necropsia de ley, en tanto continúan las investigaciones.

Fuente: Verdad del Pueblo (Luis Pachas Mesías)
Compartir en Google Plus

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Señores CHINCHA NOTICIA
    Publicaron esta nota del joven colombiano que murio en accidente de transito, quiero pedir su colaboracion con esa madre que desde ciudad bolibar Bogota conocio de la muerte de su hijo y NO HA DESCANSADO tratando de repatriarlo ellos son muy humildes a traves de city noticias pidieron colaboracion a la cancilleria y otras entidades que no la escucharon al fin pudo reunir para viajar con la esperanza de traer su hijo a traves del SOAT Y ESTE NO responde ella esta en la MORGUE sin saber q hacer porque tiene un costo de 8 millones. Le pido su colaboracion para que conozcan la historia no de un muchacho que comete errores sino de una MADRE DESESPERADA, porque somos nosotras las que llevamos el dolor
    Gracias

    ResponderEliminar