INTENTARON PROFANAR CAPILLA DEL SANTÍSIMO DE LA PARROQUIA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN EN CHINCHA

PRETENDIERON DESTROZAR VIDRIO DE PROTECCIÓN PARA HURTAR LA CUSTODIA ROMPIERON RECLINATORIO DE BANCA, LA VENTANA Y SE LLEVARON PERTENENCIAS
La madrugada de ayer lunes, sujetos que viven al margen de la ley pretendieron cometer un sacrilegio, al intentar profanar la capilla del Santísimo de la Parroquia Santo Domingo de Guzmán en Chincha, y llevarse la Custodia.
Esta capilla da para el Boulevard Amador Ballumbrosio que está al costado de la Parroquia Santo Domingo.
Al parecer para romper el vidrio han utilizado fierro, diamante o bujía, porque la han dejado dañada.
Por este lugar se reúnen consumidores o comercializadores de estupefacientes, personas que utilizan este boulevard como si fuera una cantina pública y parejas  que  muestran cuadros obscenos.
Sobre este intento de hurto, se ha efectuado denuncia ante la Policía Nacional de acuerdo a las versiones dadas por el Párroco Marco Martínez.
En la entrevista efectuada al Párroco de Chincha, indicó: “les informo de una manera muy triste, que se ha querido profanar, la capilla del Santísimo de la Parroquia, Santo Domingo de Guzmán. Algunos facinerosos, delincuentes, han entrado a la Capilla por un tragaluz, rompiendo vidrios, etc., y doblando barrotes han podido entrar,  y el objetivo de ellos ha sido llevarse la Custodia, por eso digo, profanar este lugar sagrado, con un fierro intentado raspar el vidrio, no sé si es fierro, diamante o algo, pero la intención era llevarse la Custodia, entonces eso ya sería un sacrilegio si lo hicieran”.

Dijo el Padre Marco, que  al no poder hacerlo [el robo], han roto muchas cosas de la Capilla, “aquí se ve que se han roto reclinatorios de la primera banca, y con eso han roto las ventanas, y han querido entrar para la casa parroquial o al templo, ha habido un intento de robo. Se han llevado algunas cosas, los percheros dorados donde van las lámparas. Ya he hecho temprano la respectiva denuncia policial, ha venido la policía a tomar declaración, a ver cómo ha estado todo, han tomado las fotos, para ver que todo se siga, se proceda; yo lamento esta situación, y también lamento la situación que se vive aquí en el pasaje del boulevard. Cuando lo estuvieron construyendo el boulevard, en cierta medida, sentí mucha alegría porque iba a ser como un lugar de paseo, de esparcimiento, una cosa bonita, que adorne el centro de Chincha para los turistas, para los mismos chinchanos también; pero ahora el boulevard se ha transformado en un antro de perdición, yo no sé, quizás se ha descuidado la
vigilancia, el cuidado, aquí en el boulevard pues todo el día venden droga, todo el día se encuentran niños, jóvenes, y adultos, fumando marihuana, coca, libando licor; estudiantes, jóvenes de institutos, universidades se reúnen aquí en este boulevard, parejas para realizar actos obscenos a plena luz del día, pues un poquito como que es no solo indecoroso para el templo de Santo Domingo, sino para el centro de Chincha, entonces los feligreses aquí en la misma capilla del santísimo han sido asaltados, han sido golpeados, han hecho sus respectivas denuncias, y luego a diario se ve que los fumones, los que consumen drogas, roban, asaltan a la gente, niños, jóvenes; han sido asaltados acólitos, catequistas, jóvenes de confirmación, agentes pastorales, pero ya estamos casi un poco cansados, y tristes por la situación que estamos viviendo, yo en su debido momento, conversé con las autoridades para ver qué hacemos con este boulevard concretamente,  porque nosotros los sacerdotes somos los únicos que vivimos en este boulevard; bueno el negocio de al frente, en la Beneficencia nadie vive, trabajan y se van, nosotros nos quedamos, pues y somos prácticamente víctimas de lo que pasa todo el día; bulla, el boulevard lo dejan muy sucio, de todo tipo de suciedad, no se puede ni salir por ahí, hay un olor a la droga que fuman, entonces estas cosas son muy desagradables, no es la primera vez que roban aquí en la capilla del Santísimo, ni que hacen daño, ya otras veces ha pasado; muchas veces, pero yo nunca he querido hacer una denuncia policial, porque bueno dije, esto ya son cosas del momento, pero ahora cuando ya han intentado, digamos profanar, este lugar sagrado del santísimo, ya entonces ya me vi en la obligación de hacer mi denuncia a la Policía, llamar a la Prensa, para que esto pues caramba, tenga una solución pronta; yo creo que las autoridades tienen que velar no solo por el ornato, sino también por la seguridad desde las personas, lo que han puesto en el boulevard ornamentan -por supuesto-, es una cosa muy bonita, pero que se ha transformado en una cosa fea, yo les pediría a la Policía Nacional, que me ayuden en este aspecto, sobre todo para que no haya más daño, que hagan su ronda, su vigilancia constantemente, para poder sacar a toda esta gente de mal vivir, de este barrio, me parece triste, y es triste decirlo, que venden droga a plena luz del día, nadie dice nada, ni yo puedo decir algo, porque inclusive, ayer [domingo] en la tarde que salí y me venía para acá [a la Parroquia], me preguntaron ¿Padre usted está de acuerdo con la legalización de la marihuana?, yo solamente les miré, les di la bendición y ya está, o sea gente, jóvenes fumados, y quieren una cierta aprobación del Sacerdote, entonces no les puedo decir nada, sólo tengo que darles un saludo, una bendición, pues porque en ese estado en el que ellos se encuentran pueden hacer mucho daño, entonces por favor primero les pido al pueblo, a los feligreses de esta parroquia, que desagraviemos, al intento de robo al Santísimo, que se ha querido dar; por otro lado quisiera pedirles, rogarles, suplicarles, a la PNP, a ver qué solución nos da para todo este boulevard, yo de mi parte voy a tomar medidas para asegurar todas estas cosas, pero no se trata solamente de asegurar esto, sino también de velar por el bienestar, la tranquilidad y el ornato de este boulevard, que es parte del centro de Chincha, parte de la ciudad, que es muy importante”. Concluyó el Padre Marco Martínez, quien tiene sobradas razones para plantear este pedido y hacer las recomendaciones del caso.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario