REGIDOR AFIRMA QUE PAGABAN "SOBREDIETA" PARA NO FISCALIZAR AL ALCALDE

¿Dádivas dentro de la municipalidad distrital de Pueblo Nuevo? Según el regidor Edilberto Chilquillo Cusipuma, en la gestión del suspendido alcalde Hugo Buendía Guerrero se habría estado entregando “sobredietas” a un grupo de concejales para que respalden las medidas que adoptaba esa administración y no realizar acciones de fiscalización. Los supuestos pagos que señala Chilquillo eran de 1,170 soles para cada autoridad. Adicional cobraban su dieta mensual que equivale a otros 1,170 soles.
El concejal afirma que era llamado al celular -que entonces tenía- por otro regidor que le pedía que se acerque a la municipalidad donde lo esperaba el edil suspendido. La intención de esta reunión habría sido porque “presuntamente querían dar la sobredieta, que era otro mil 170 (soles)”. Pero, ese no sería el único beneficio que se habría pactado entre alcalde y regidores, pues Chilquillo también revela de otros adicionales que tenían el fin de “silenciar” a la oposición.
Este otro ‘aporte’, que de acuerdo al denunciante era destinado para algunos regidores, provendría “presuntamente de algunos porcentajes de las diferentes obras que se ejecutaban en esa fecha; año 2015 - 2016”. “Todos estos casos denuncié ante el Ministerio Público de la ciudad de Lima y estamos a la espera de que se hagan las notificaciones correspondientes a todos los responsables”, menciona el regidor Edilberto Chilquillo.
Pero, ¿quiénes cobraban la supuesta sobredieta? El concejal refiere que si bien hubo el ofrecimiento, él no recibió nada y que además conoce que tampoco cobraron sus colegas “Eloy Conislla y Patricia Torres”, dejando de mencionar a los otros regidores que integran el concejo municipal de Pueblo Nuevo, que se ha visto en escándalos por presuntos hechos de corrupción que están siendo investigados por la fiscalía anticorrupción de funcionarios.
Ante estas revelaciones, el concejal Wilder Pachas Dolorier señala que su colega Chilquillo Cusipuma es “responsable de sus afirmaciones”. Además niega haber sido persuadido para que apoye la gestión del suspendido alcalde Buendía. “En mis votaciones, en mi aptitud política, en las sesiones de concejo, yo no estaba en el grupo de Hugo Buendía. Él sesionaba con cinco regidores. Hacían su ‘plenito’. No sé qué harían ellos”, puntualizó Pachas Dolorier.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario