MAS DE 40 CASAS INUNDADAS POR DESBORDE DE ACEQUIA

Los moradores del centro poblado 13 de Junio, en el distrito de Alto Larán, fueron afectados por el desborde de una acequia. Más de 40 viviendas están devastadas por el ingreso del agua. Los damnificados responsabilizan de este hecho, que dejó cuantiosa pérdida material, a la comisión de regantes. También culpan al gobierno local por tardar en enviar maquinarias que ayuden a contener el agua.
Al promediar las 4 de la madrugada, el canal de regadío que lleva agua hacia la irrigación Pampa de Ñoco colapsó debido a que se excedió su capacidad. El agua empezó a discurrir por las casas de los vecinos del mencionado poblado. Miguel Ramos fue uno de los primeros en sufrir con la inundación. Él y su familia trataron de salvar sus cosas, pero nada pudieron hacer para enfrentar el desborde. Toda su propiedad quedó destruida en pocos minutos.
Cuadras más abajo, la casa de José Mantilla, que está cercada de adobe, no soportó el caudal y terminó cediendo. Por un enorme agujero ingresó el agua que dejó aproximadamente 20 mil soles en daños materiales. En la casa de José Luis Hernández la afectación es similar. Sus paredes de adobe están al borde del colapso y sus muebles están llenos de lodo. Su vecino Aburto también se encuentra en la misma condición.
Los afectados señalan que este desastre se pudo haber evitado si los regantes hubieran respetado la capacidad de aforo que puede soportar el canal. Además, refieren que los daños serían menores si la alcaldesa de Alto Larán, Ana Sotteccani, hubiese enviado en el momento que se producía el desborde una maquinaria para realizar trabajos en el tramo colapsado de la acequia. Los vecinos indican que se hizo la solicitud, pero que recién cuando el daño estaba consumado arribó una máquina pesada.
Por otro lado, en el distrito de Pueblo Nuevo se volvió a presentar el desborde del canal de irrigación Pampa de Ñoco. El agua ingresó por la carretera de penetración hacia los asentamientos humanos de la zona este del populoso distrito, afectando algunas viviendas en su recorrido.
Finalmente, se logró cerrar las compuertas antes de que varios poblados del centro de la comuna terminen llenos de agua.
Apoyo. El dinero que había ahorrado la familia León y Chico Poma desapareció con la inundación en Alto Larán. Ellos recibieron alimentos de la olla común que se preparó con apoyo de vecinos solidarios.
Fuente: Diario Correo Ica 
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario