ATOROS DEL ALCANTARILLADO EN CALLE AYACUCHO CAUSAN MOLESTIAS EN CHINCHA


Se vienen produciendo últimamente continuos atoros en la troncal del alcantarillado en la calle Ayacucho en Chincha Altas, motivando que el agua servida de las viviendas no circule, despidiendo fétidos olores y rebosándose por los desagües domiciliarios.
Los vecinos aducen que los atoros se producen por la antigüedad de las líneas del alcantarillado, situación que se agrava porque tal vez los comerciantes que tienen restaurantes, pollerías o negocio de caldo de gallinas se descuidan y arrojan desperdicios u objetos que motivan los atoros.
Ya en otras oportunidades al efectuarse el desatoro personal de SEMAPACH han sacado plumas de aves, vísceras, maderas y otros objetos de la línea troncal.
Ayer por la tarde los moradores de viviendas llamaron a la empresa Semapach haciéndoles conocer el problema, y por la tarde los trabajadores procedieron a ubicar el sitio del atoro, teniendo dificultades al abrir los buzones de las troncales, que al parecer alguien le había echado cemento para que no se desborde el agua servida.
El trabajo de ubicación comenzaron hacerlo por el buzón de la troncal ubicado en la esquina de calle Pisco y Ayacucho, luego procedieron a destapar el buzón troncal de la calle Camal y Ayacucho, constatando que los buzones de las viviendas entre la calle Camal (Gálvez Ronceros) y esquina de Massaro estaban atorados, procediendo a desatorar la líneas troncales de ese sector.
La solución de este problema sería efectuándose el cambio de la troncal y posteriormente notificando a los comerciantes de calle San Carlos y Antiguo Mercado a que tengan cuidado de no arrojar objetos que motiven atoros que perjudiquen a los moradores y también afecten a la salud no solo del vecindario sino de los transeúntes.


Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario