INFORME PERICIAL REVELA QUE PRENDAS DE NIÑA DE TRES AÑOS NO TENÍAN SANGRE NI SEMEN


La Dirección de Criminalística de la Policía Nacional del Perú acaba de emitir el “Informe Pericial de Biología Forense”, en el que se concluye que “no hay rasgos de sangre ni de restos de semen en las muestras que se analizaron para resolver el presunto caso de abuso sexual en agravio de una niña de tres años”, alumna del colegio N° 243 Esperanza Carrillo de Peschiera, en Chincha.
Como se recuerda, dicho hecho fue denunciado ante la policía por la madre de la menor el pasado 2 de abril.
EL INFORME. El documento al que Correo Ica tuvo acceso hace referencia a nueve tipos de muestras, entre las que se incluye la prenda interior de niña.
Esta vestimenta fue presentada a los criminalistas en un sobre cerrado y lacrado con sellos y firmas del fiscal Efraín Montes Flores, de la Fiscalía Provincial Penal de Chincha. También se analizaron láminas e hisopos, así como papel higiénico y demás elementos enviados por el Ministerio Público para su pericia.
En la primera conclusión del informe pericial se indica que “en las muestras examinadas M-01 (prenda íntima), M-02 y M-03 (láminas e hisopos), M-04 (Fragmentos de tela), M-05 (papel higiénico) y M-06 (liquido rojizo) no reaccionó la bendicina” (método usado para identificar manchas de sangre). Es decir, que no se halló presencia de sangre en los objetos analizados por los expertos de la policía.
En la siguiente conclusión del examen bioforense se agrega que “no se encontró restos de semen ni de espermatozoide” en las muestras. En tanto, las investigaciones sobre este hecho que conmocionó a toda la provincia de Chincha continúan a nivel de fiscalía . De las diligencias fiscales hasta el momento solo existe la orden de detención preliminar dictada por el Poder Judicial contra el director Pablo Machado Huayanca, principal sospechoso del abuso que se encuentra en calidad de no habido.
LOS HECHOS. Como se recuerda, a inicios de abril se denunció en la comisaría de Chincha Alta que una niña de tres años había sido víctima de abuso sexual en el colegio donde estudiaba (Esperanza Carrillo de Peschiera). La acusación formulada por la madre de la menor hacía referencia que personal de la propia institución se encontraba envuelto en este delito, por lo que se procedió con separar a dos trabajadores y tres educadores mientras sigan las investigaciones.
Fuente: Diario Correo Ica

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario