POLICÍA DE CHINCHA DESARTICULA BANDA “LOS VENECOS DE PUEBLO NUEVO”


Tres ciudadanos de nacionalidad venezolana fueron detenidos por agentes de la Comisaría Rural Sectorial de Chincha. Se les acusa de haber robado cerca de 12 mil soles del molino “Maxi”. Entre los intervenidos figura una fémina, que desde hace seis meses trabajaba como cajera en este negocio. Ella habría delatado la cantidad de dinero que se recaudaba por la venta de alimento balanceado para aves y demás productos.
Banda Delictiva. Los hampones serian integrantes de la banda “Los venecos de Pueblo Nuevo” que llegaron hacia el molino portando un arma de fuego. Los trabajadores aterrados por la presencia de los pillos nada pudieron hacer para evitar que estos se apoderen de S/ 11,939.70. Tras concretar su ilícito plan se van a la fuga con dirección desconocida. Fue entonces que la venezolana María Finol Molero (20), trabajadora del molino pide ayuda a la policía.
La mayor PNP Yenny Linares Gonzales dispone la ejecución de un operativo en todas las rutas de escape del populoso distrito. En esas circunstancias son detectados dos sujetos que huían con dirección a Grocio Prado. Los sospechosos al notar la presencia policial trataron de escapar pero quedaron cercados. En su poder se les halló un sobre manila que contenía el dinero, presuntamente, de propiedad del molino.
Se les identificó como Geomar Mejías Caraballo (35) y Jesús Barrios Guerrero (23). Ambos con cédula de identificación venezolana. A ellos, además de los billetes, se les decomiso la réplica de un revolver. Los dos quedaron recluidos en la Comisaría de Pueblo Nuevo, al ser reconocidos como los autores del asalto y robo en agravio del molino.
Pesquisas. Durante las primeras diligencias, la policía comprobó que estos no habrían actuado solos.
Según detalló una fuente policial, en el celular de Mejías Caraballo se encontró material que probaría que el latrocinio fue orquestado en complicidad con María Finol. La venezolana que pasó de ser denunciante a denunciada y quedó detenida junto a sus supuestos compinches en la sede policial de la jurisdicción.
Este hecho fue comunicado por la policía al Ministerio Público a fin de que se determine la situación de los extranjeros.
Fuente: Diario Correo Ica

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario